Instalar un toldo en casa es siempre una buena opción, pero todavía hay quien duda de si es una buena idea hacerlo. En países tan soleados como es España resulta inevitable buscar sombra en cualquier rincón, especialmente durante los meses de verano, por lo que contar con un toldo en casa no hará más que mejorar la calidad de vida del propietario. Si bien es necesario contar con un permiso de la comunidad de vecinos y, en ocasiones, incluso del Ayuntamiento para poder proceder con su instalación, por norma general son elementos que ya forman parte de todos los hogares del país, por lo que no es difícil conseguir los permisos necesarios para contar con uno en casa y solventar el problema del calor y el sol en nuestra propia casa.

Ahora bien, si todavía hay quien duda de si es buena idea instalarlo puede ser debido a su precio, a su funcionamiento o a que consideran que es demasiado aparatoso. Ninguna de estas cosas tiene por qué ser un problema, pero en este artículo vamos a presentarte todas las ventajas que puede ofrecer un toldo, ya sea éste un toldo tradicional, una pérgola, un cenador o una capota, y por qué contar con uno en casa es siempre una buena idea.

Qué puede aportar un toldo a nuestro hogar

Es cierto que los toldos llevan muchos años protagonizando los balcones de las ciudades, y por ello hay quien puede considerar tanto su funcionamiento como estética algo anticuado. Hay que tener en cuenta, no obstante, que los avances tecnológicos y de diseño también han llegado a este sector, y hoy en día se pueden encontrar tanto toldos manuales como toldos motorizados, por lo que su funcionamiento es hoy más fácil y cómodo que nunca. Además, su estética también ha variado con el paso de los años, y aunque por norma general la comunidad de vecinos exige que todos los propietarios tengan el mismo toldo para no afear la fachada, no es difícil encontrar uno que se adapte a nuestros gustos y que suponga un consenso.

Ahora bien, si tu principal duda es si realmente un toldo puede aportar ventajas, es decir, si la instalación de un toldo compensa, hemos reunido algunos de los mayores beneficios de estos dispositivos para que valores por ti mismo si merece la pena instalar uno:

  • Protege del sol. La ventaja más evidente, pues es el objetivo principal de los toldos. Sin embargo, muchos consideran que el hecho de que se evite la entrada directa de sol en la terraza, el balcón o el interior de la casa no sirve más que para acumular el calor, lo que no es cierto. Los toldos son instrumentos pensados precisamente para refrescar el ambiente y proteger el hogar de los rayos UV, que pueden ser perjudiciales para el buen mantenimiento de algunos bienes, por lo que su instalación no supone ningún riesgo ni incomodidad.
  • Son cómodos de utilizar. Antaño, el funcionamiento de los toldos podía resultar algo aparatoso. No deja de ser cierto que las opciones manuales siguen estando en el mercado, aunque su sistema se ha mejorado y actualmente es más cómodo desplegar y plegar un toldo, aunque sea a mano. Ahora bien, en el mercado se encuentran cientos de modelos de toldos motorizados que no precisan de ningún esfuerzo para utilizarlo, por lo que su incomodidad no es excusa.
  • Mejoran la fachada. Sí, efectivamente. Aunque a muchos les preocupa que la fachada se vea afeada por la presencia de toldos, teniendo en cuenta que es necesario contar con la aprobación de la comunidad de vecinos para instalarlos, y que todos han de tener el mismo, los toldos crean sensación de uniformidad, lo que mejora la estética de la fachada.
  • Resistentes. La lona de los toldos es duradera y es difícil que sufra una avería. Sí es cierto que los toldos precisan de cierto mantenimiento, pero este no es exhaustivo ni diario y puede realizarse con la frecuencia necesaria sin inconveniente. En general, que un toldo se deteriore o averíe es muy poco común, por lo que son dispositivos de los que se puede disfrutar en cualquier momento.
  • No son caros. Gracias a su extendida presencia no es difícil encontrar servicios técnicos de instalación e incluso reparación de toldos a precios muy bajos, y teniendo en cuenta el uso que se le da a este tipo de aparatos resulta indiscutible que la inversión se ve recompensada rápidamente.

Además de estas ventajas, la variedad de modelos y opciones también es muy amplia. Puedes escoger tanto un toldo tradicional como la construcción de una pérgola o un cenador en caso de que tengas un patio más amplio y desees decorarlo, y siempre suma un toque de elegancia y comodidad. Si quieres disfrutar de un hogar más fresco sin tener que ver aumentada tu factura de la luz, la instalación de un toldo es una decisión sin peros.