Los toldos son un elemento práctico y decorativo que de un tiempo a esta parte ha comenzado a formar parte de muchos hogares, pues son sencillos de utilizar y permiten que el sol no incida tanto ni moleste en exceso. No obstante, al ser objetos de exterior hemos de tener en cuenta que su instalación puede no depender únicamente de nosotros, sobre todo si formamos parte de una comunidad de vecinos o si va a afectar en algo la fachada del edificio. Es normal que en este tipo de situaciones surja la duda de si podemos instalar un toldo sin permisos específicos, por eso vamos a responder a esa pregunta en este artículo.

¿Qué permisos necesito para instalar un toldo?

Efectivamente, si vivimos en una comunidad de vecinos es preciso tener en mente que nuestro toldo va a afectar la estética general de la fachada, y que por lo tanto precisamos de permisos para realizar la instalación. Es evidente que si vivimos en una casa particular y toda la fachada es de nuestra propiedad no tenemos por qué preocuparnos por ello, pero actualmente muchos de los que quieren instalar un toldo viven en fincas compartidas con otros vecinos, y es preciso tenerles en cuenta antes de hacer una instalación de ese tipo. Si bien el balcón o terraza es de nuestra propiedad, la fachada en sí misma no lo es, motivo por el cual hay que preguntar.

Cada comunidad de vecinos tiene su propia normativa con respecto a esto, por lo que lo primero que habrás de hacer es informarte sobre la tuya. Independientemente de la normativa de tu finca, deberás realizar una solicitud a la comunidad de vecinos. No se trata de un documento, sino de plantear tu intención de instalar un toldo, y se realizará una votación para aprobar o denegar tu petición. Para que sea aprobada, tendrán que votar a favor tres quintas partes de los propietarios. Normalmente, el instalar un toldo abre la posibilidad al resto de la comunidad a hacer lo propio en sus hogares, por lo que además de pedir permiso para la instalación también deberéis establecer un estilo concreto, pues la fachada es comunitaria y los toldos deberán ser uniformes.

En algunas comunidades autónomas, debido a la normativa, es posible que también tengas que pedir un permiso al Ayuntamiento para conseguir una licencia, y no únicamente a la comunidad de vecinos, pues hay determinadas leyes que vetan o restringen la modificación de fachadas. El caso en el que sí deberás pedir permiso al Ayuntamiento, independientemente de si los vecinos han aprobado o no tu moción, es si el toldo invadirá la calle, por ejemplo, en un negocio local. De ser así, la burocracia será más elaborada porque no se limitará a los propietarios de la finca sino al Ayuntamiento de la localidad.

¿Qué ocurre si instalo un toldo sin permiso?

Hay muchos propietarios que optan por instalar un toldo sin contemplar la solicitud al resto de vecinos. Normalmente esta es la única solicitud que se necesita para poder proceder, pero en el caso de que el permiso lo tenga que dar el Ayuntamiento podemos encontrarnos en un aprieto legal bastante más grave, con multa incluida. No obstante, si hablamos de la instalación de un toldo en una fachada sencilla sin el permiso de los vecinos, también puede haber repercusiones negativas. Sin ir más lejos, los vecinos están en pleno derecho a poner una demanda, en cuyo caso, en última instancia, tendrías que ir a juicio, y si la mayoría de los vecinos no han dado su aprobación difícilmente la conseguirás del juez.

Asimismo, realizar una instalación de este tipo sin el permiso expreso de los vecinos puede ser un antecedente peligroso para diferentes modificaciones estéticas de la fachada. Hay algunos propietarios que optan por instalar un toldo en base a que otro vecino lo ha hecho antes y sin el permiso necesario, y siguiendo ese hilo todos los vecinos se verían en legítimo derecho a poner o quitar de su parte de fachada lo que les complaciese. Por ejemplo, existen determinadas comunidades de vecinos en las que no se permite instalar un aire acondicionado porque afea la fachada, y de instalar un toldo sin permiso esta normativa también podría pasarse por alto.

Sea como fuere, sí es necesario pedir permisos para instalar un toldo exterior, aunque habrá ocasiones en las que bastará con una solicitud a la comunidad de vecinos y otras en la que tendrá que intervenir el Ayuntamiento. No solicitar los correspondientes permisos e instalar el toldo sin consentimiento puede deparar en acciones legales, por lo que nuestra recomendación siempre es consultar con el presidente de la comunidad, incluirlo en una reunión de vecinos y evitar posibles conflictos con personas con las que vas a tener que convivir.