Los porteros automáticos se han convertido en dispositivos indispensables en todo hogar. No solo suponen un avance tecnológico muy cómodo, sino también un instrumento especialmente útil cuando se vive en una comunidad de vecinos o se comparte finca con más personas, como en un bloque de oficinas. Asimismo, contribuye a reforzar la seguridad de nuestro hogar, pues permite controlar el acceso de aquellos que pueden entrar, vetándole la entrada a aquellos a quienes no queremos. Esto quiere decir que, cuando un portero automático está averiado, tanto la comodidad como la seguridad que aportan a un hogar se desvanecen. Es por esto por lo que es de vital importancia saber detectar si un portero automático está fallando, y arreglarlo lo antes posible.

Hay una serie de averías propias de este tipo de dispositivos a las que seguramente más de un usuario ha tenido que enfrentarse en algún momento. Localizar un error de estas características no es difícil, ya que notaremos rápidamente que hay algo del sistema que no funciona, pero es preciso saber detectarlo y localizar en qué consiste el problema para avisar a un técnico y aportar la solución más adecuada para cada situación.

Cómo detectar un fallo en un portero automático

Los porteros automáticos tienen un funcionamiento sencillo e intuitivo. Son sistemas de doble comunicación que permiten que las personas de una casa puedan comunicarse con quien esté en la calle, únicamente pulsando un botón, y decidiendo si se le permite el acceso o no. Debido a lo fácil de su funcionamiento es fácil detectar si alguna de sus funciones están fallando. Estos son algunas de las señales de que el portero automático no está funcionando como debería:

  • Si no se oye el timbre. Si la persona que está en la calle pulsa el timbre y en casa no se escucha, es evidente que hay un fallo que es preciso enmendar, pues de lo contrario es imposible reaccionar ni responder a la llamada.
  • Si no se escucha a la persona del exterior. Puede que el micrófono de la placa exterior no esté funcionando como debe, y eso puede derivar en que la persona que llama al timbre pueda escuchar sin problema al que se encuentra en la casa, pero a la inversa no, por lo que la utilidad del portero automático desaparece.
  • Si no se escucha a la persona del interior. De nuevo, puede que lo que esté fallando es el interfono de la casa y no de la calle, por lo que podrá sucederse el problema anterior, pero a la inversa. Este problema puede ser menos grave, pues la seguridad del hogar permanece intacta pudiendo gestionar quién está al otro lado, pero es evidente que es preciso solucionarlo para optimizar el dispositivo.
  • Si el botón de apertura no abre la puerta. Este fallo puede originarse en una conexión incorrecta de los cables, pero es evidente que, si no puedes abrir la puerta en remoto, la comodidad del portero automático se esfuma, pues es necesario que bajes personalmente a abrir la puerta. En una casa particular puede no ser un gran problema, pero en una comunidad de vecinos es increíblemente incómodo tener que acudir al portal constantemente para permitir el acceso, y es urgente reparar un problema de este tipo.

Estas son algunas de las averías más típicas y tienen una solución sencilla, aunque eso no quita que sea necesario contactar con un profesional para que se encargue de ello. Puede haber también problemas derivados de averías más graves, como un cortocircuito, en cuyo caso es probable que sea necesario sustituir el portero automático.

Qué hacer si el portero automático está estropeado

Aunque el funcionamiento práctico de los porteros automáticos es intuitivo y muy sencillo, su funcionamiento interno es más complejo. Dependiendo del sistema que tengamos instalado, la solución de un mismo problema puede ser diferente, y hacerlo por nuestra propia cuenta puede acabar empeorando el problema en lugar de solucionarlo, especialmente si convivimos con otros vecinos y acabamos averiando aún más el videoportero, en cuyo caso la reparación a posteriori saldrá más cara.

Si detectas que el portero automático de tu casa, de tu comunidad o de tu bloque de oficinas está dando problemas, sea estos cuales sean, lo más indicado es siempre contactar con un técnico profesional. Estos técnicos saben localizar rápida y fácilmente las averías de un portero automático y no necesitarán ir probando soluciones hasta dar con la correcta. Si tu portero automático está averiado, debes llamar a un servicio de reparación de porteros automáticos y contar con la ayuda y el asesoramiento de un profesional.

Y, por supuesto, si lo que quieres es cambiar tu portero automático actual por uno más nuevo o con otras prestaciones, es también recomendable que cuentes con un técnico que te garantice una instalación rápida, limpia y eficaz, que no dé problemas en el futuro.