Una de las dudas más frecuentes a la hora de instalar un nuevo portero automático es a qué altura debe instalarse, tanto la placa de calle como la de interior. Esto es algo que puede parecer evidente cuando hemos convivido con porteros automáticos toda la vida, pero instalar uno no es sencillo y es preciso saber no solo cómo funciona y cómo se ha de instalar, sino, también, a qué altura para que resulte cómodo. Muchas veces podemos creer estar colocándolo en el sitio correcto, y al finalizar nos damos cuenta de que ha quedado demasiado bajo o demasiado alto, lo que puede suponer un problema porque elimina la comodidad del dispositivo.

Lo ideal es contactar con un profesional para que sea él quien se encargue de la instalación y, por lo tanto, de la altura a la que el portero automático se sitúe, pero si tienes los conocimientos adecuados y prefieres encargarte tú de ello, en este artículo te explicamos a qué altura ha de instalarse un portero y por qué ha de hacerse de este modo.

Altura de un portero automático y normativa

Un portero automático debe ser útil, funcional y accesible, y para ello debe estar al alcance del usuario. Para ello, la instalación de la placa de calle debe realizarse a una altura de entre 130 y 140cm, llegando algunos porteros automáticos a estar a una altura de 160cm. Si tenemos en cuenta la altura media de la población, no es extraño que ésta haya sido la altura seleccionada para instalar este tipo de dispositivos. Ahora bien, en este caso particular estamos hablando de la instalación de la placa de calle, no necesariamente del portero automático de la casa.

El motivo por el cual los porteros automáticos deben instalarse a una misma altura es porque existe una normativa que defiende que todo dispositivo de intercomunicación debe ser de fácil acceso, de ahí que la altura especificada y recomendada ronde la accesibilidad para todo el mundo. En el caso de los videoporteros, al haber dos dispositivos, las alturas varían. Esto es, la cámara se sitúa por encima del pulsador de llamada. La cámara se utiliza para que el propietario de la vivienda pueda controlar el acceso y saber quién solicita la entrada, motivo por el cual se ha de colocar a una altura más elevada, pues de estar demasiado baja no se tendrá una visión completa y, además, el uso continuo del pulsador imposibilitaría la vista.

Por esto último, la cámara ha de situarse a una altura de 1,30m o 1,40m. El segundo dispositivo, sin embargo, en este caso el pulsador, ha de estar a una altura accesible para todo aquel que venga del exterior, es decir, entre 80cm y 130cm para que también puedan acceder las personas en sillas de ruedas o los niños. Si bien, como hemos dicho anteriormente, esta normativa recomienda esta altura, hay algunas comunidades autónomas en las que la instalación de estos aparatos a esa altura es obligatoria y no una mera recomendación. Si estás pensando en instalar un portero automático por tu propia cuenta, ten presente esta normativa e infórmate sobre la de tu comunidad para atenerte a las normas relacionadas con esta instalación.

Otras dudas frecuentes sobre instalar un portero automático

Instalar un portero automático es una decisión que la mayoría de gente no ha de tomar, pues están tan normalizados que siempre están incluidos allá donde nos mudemos. Ahora bien, si nos tenemos que enfrentar a la decisión de sustituir nuestro portero automático por otro, o de instalar uno nuevo porque el nuestro ha sufrido una avería irreparable, tal vez sí nos enfrentamos a la tesitura de no saber qué hemos de pensar antes de optar por una opción u otra. Hoy en día existen modelos muy variados en el mercado y no es de extrañar que resulte complicado decantarse, pues no solo varían en prestaciones sino también en precio.

Los telefonillos convencionales son los más baratos y los de instalación más sencilla, pero sus prestaciones son muy limitadas, no incluyendo siquiera secreto de comunicación, que permite que otros vecinos no puedan escuchar las conversaciones del propietario con los sujetos de la calle. Pese a que su precio es el más barato, sus lagunas en cuanto a seguridad y el hecho de que han aparecido innovaciones tecnológicas muy interesantes están mermando su instalación, y de un tiempo a esta parte la opción más interesante para muchos es el videoportero, pues permite que el usuario pueda ver quién se encuentra al otro lado sin tener que responder.

Aun con todo, ten presente que lo más recomendable en cuanto a instalaciones de esta índole es contactar con un profesional que pueda asesorarte sobre las ventajas y desventajas de cada sistema, y que pueda proceder a la instalación para que ésta sea efectiva y no dé problemas.