Cuando contratas la potencia que tiene tu hogar o local, puedes ver grandes picos de gasto, cuando realmente necesitas una cantidad mínima para tu modo de vida. Esto es muy habitual en muchas casas, y averiguar qué tipo de instalación eléctrica tienen en su vivienda, le puede suponer un gran ahorro de energía. En esta guía te queremos explicar qué son los enchufes trifásicos, pero también otro tipo de consejos y acciones que puedes llevar a cabo en la instalación de tu hogar.

¿Qué son los enchufes trifásicos?

Antes de comenzar, queremos que sepas, que hay una gran diferencia entre los enchufes trifásicos y los monofásicos, y que más adelante te comentaremos, analizando todas sus características principales.

Generalmente los enchufes trifásicos o la instalación trifásica es aquella que se encuentra en viviendas muy antiguas, como también en la gran mayoría de comercios, locales o grandes superficies. Por lo general, su potencia es mucho mayor de la que comúnmente conocemos, rozando en ocasiones los 400 voltios. La definición de trifásica le viene porque cuenta con tres fases diferentes, como también tres corrientes alternas distintas que lo que hacen es que la potencia se divida por igual por cada una de las corrientes.

Comprobar si se tiene o no una instalación de estas características, lo que debes hacer es mirar el ICP y deberás de tener un interruptor triple.

El uso que se le duele dar a este tipo de instalaciones es de carácter industrial, puesto que solo las grandes maquinarias industriales van a requerir una potencia tan grande como la que ofrecen estos enchufes trifásicos.

Diferencias entre trifásico y monofásico

Para distinguir un enchufe trifásico del que no lo es, tenemos que observar muy bien sus terminaciones. Por lo general, estamos acostumbrados a los enchufes que tienen tan solo dos terminaciones, que se encuentran en todas las viviendas actuales e incluso todos los electrodomésticos que tenemos en casa o que venden en el mercado tienen dicha terminación. En el caso de los enchufes trifásicos, puede llegar a tener de tres terminaciones a muchas más, dependiendo de la potencia que requiera el aparato en cuestión, teniendo aquellas que tienen tres o incluso cinco.

Los enchufes monofásicos, como también las instalaciones del mismo nombre, cuentan con una energía la mitad de potente de lo que nos ofrece los anteriores, llegando a tan solo 220 voltios, sin embargo, esto es lo convencional que tenemos hoy en día en nuestras viviendas, se traten de casas reducidas, como también casas mucho más grandes. Tal y como puedes imaginar, a diferencia de la trifásica, esta toma tan solo tiene una fase. Las ventajas que suelen tener estas instalaciones es que el voltaje se mantiene siempre constante, no variando y por lo tanto, se conoce perfectamente la energía a consumir. De la misma manera, si deseas saber si en tu casa tienes este tipo de potencia, lo que deberás de hacer es mirar el cuadro de luces y si en esta ocasión tienes una pletina doble, entonces querrá decir que es monofásica.

Los electrodomésticos convencionales son los que cuentan con este tipo de electricidad, siendo mucho más económica, puesto que el consumo energético es menor.

¿Cómo cambiar un enchufe trifásico a monofásico?

Leído lo anterior, seguramente se te haya pasado por la cabeza el cambiar un enchufe trifásico a monofásico para de esta manera consumir menos electricidad y por lo tanto, ahorrar en el consumo eléctrico de tu vivienda o local. Antes que nada, lo que te vamos a recomendar es que puedas en todo momento contar con la ayuda de un profesional, ya que ellos van a ser capaz de conocer las necesidades de tu hogar, tanto en consumo, como también en todos los pormenores que pueden llegar a surgir si realizas cualquier acción sin precaución.

Uno de los puntos importantes a tener en cuenta es que deberás de calcular el consumo eléctrico de tu vivienda, y en el caso de que sea menor de 14 KW, te recomendamos que hagas, por lo tanto, el cambio de trifásico a monofásico, ya que de esta manera verás como la factura de la luz se reduce considerablemente al siguiente mes. Por el contrario, si es superior a esta cifra, desgraciadamente vas a necesitar una potencia trifásica, ya que la más barata no podrá darte la potencia necesaria para todo lo que tienes en tu casa o centro de trabajo.

Cambiar una toma de trifásico a monofásico es relativamente fácil, aunque tienes que asegurarte de que la electricidad de tu vivienda está cortada, de esta manera evitaremos posibles cortocircuitos o que te electrocutes por una mala gestión de este cambio.

Lo primero que tendrás que hacer es apagar, por lo tanto, la corriente en la caja de circuitos. Comprobar si realmente la luz esta desconectada, encendiendo o apagando luces o conectando antes un aparato en la toma que vas a cambiar. Hecho esto, empezaremos a quitar la cubierta con tranquilidad. En algunos casos solo tiene un tornillo y en otros dos.

Cuando hayas desatornillado la cubierta, extráela para que los cables queden colgando, pero sin dar un tirón, para evitar que se puedan romper o alguna conexión quede dañada. Retiraremos los cables de cada cable, generalmente tiene un cable que será el neutral, mientras que los otros dos son los que llevarán la corriente. Por lo general, cada uno de ellos iba hacia una dirección, pero ahora vamos a cambiarlo para capar una de las líneas. Necesitaremos lo que se llama una tapa de rosca para alambre, debiendo de utilizarla para una de las líneas de alimentación, es decir, las que llevan corriente. Hay que tener mucho cuidado de no taponar la del cable neutro, porque podríamos tener un accidente a la hora de conectar de nuevo la luz o un aparato eléctrico, por lo que tienes que revisarlo constantemente antes de cualquier otra acción. Una vez que hayas hecho esto, deberás volver a colocar los tornillos en los extremos que sujetan cada cable, y cuando veas que quedan bien fuertes y no hay ningún cable que toque otra conexión, deberás cerrar la cubierta y atornillarlo de nuevo. Antes enchufar nada en esta toma que hemos creado, te aconsejamos que mires por medio de un probador de circuitos si la energía que se registra es la correcta. Si es así, puedes usarla sin problema pues estará lista.