Los diferenciales rearmables cada vez tienen más seguidores. Esto se debe a que son muy fácil de usar y cuentan con la ventaja de que cuando el diferencial salta por cualquier motivo, cuando todo vuelve a la normalidad vuelve a funcionar. Este te puede venir muy bien por ejemplo cuando salta y tienes mucha comida en la nevera. Gracia a este diferencial rearmable conseguirás que la luz vuelva a funcionar cuanto antes y en consecuencia tus alimentos no se pondrán malos.

¿Cómo puedo instalar un diferencial rearmable?

Aunque en un primer momento pueda parecer muy complicado este tipo de instalación, la verdad es que es muy sencilla. Aunque si no tienes conocimientos sobre el mundo de la electricidad, lo mejor que puedes hacer es contratar a un buen profesional para que haga este tipo de trabajo por ti.

Para que te hagas a la idea, el trabajo consiste en retirar el diferencial actual por el nuevo diferencial rearmable. La ventaja es que este trabajo se puede hacer sin cambiar el cuadro de magnetotérmicos, ni la instalación eléctrica. Es decir, es un trabajo bastante sencillo y rápido que no te costará demasiado.

A día de hoy puedes optar por comprar la versión de 2 o de 4 polos. Ambos modelos cuentan con un pequeño motor inteligente que te permitirá volver a reconectarte a la luz de manera automática. Esto hace que la instalación como las personas estén protegidas, algo que es de agradecer, sobre todo si valoras mucho la seguridad dentro de tu hogar. Aunque también puede ser usado sin problemas a nivel empresarial. Tienes que saber que el modelo hará tres intentos de conexión. El primero se hará rápidamente, a los 3 segundos de que la luz se haya ido. El segundo intento de conexión se realizará a los 20 segundos y finalmente se hará otro intento a los tres minutos tras el apagón. Si la luz sigue sin funcionar, entonces el diferencial dejará de intentar conectarse para evitar dañar la instalación eléctrica. No olvides que hay diferentes modelos, por lo que puedes adquirir modelos que intenten la reconexión a más tiempo. Solo tienes que tener en cuenta este dato a la hora de realizar la compra.

¿Cuáles son las ventajas del diferencial rearmable en una vivienda?

Supongamos que se te va la luz durante unos segundos y el diferencial salta. Si no hay nadie en casa que vuelva a poner todo bien, entonces la luz quedará totalmente desconectada y en consecuencia hasta que no vuelvas ningún aparato eléctrico volverá a funcionar.

Por ejemplo, el frigorífico dejará de funcionar y en consecuencia comenzará a perder temperatura. Si no llegas a tiempo y en consecuencia pasan horas desde el apagón, la nevera perderá el frío y todos los alimentos se perderán, incluso los que estén en el congelador.

Si cuentas con jardín y todo funciona de manera electrónica, tus plantas se podrían secar, de aquí que las perdidas fuesen realmente importantes. Sobre todo si tardas varios días en volver a casa.

Otro de los problemas que podrás sufrir es que los sistemas de domótica se queden sin energía, sobre todo si tardas mucho tiempo en volver a restablecer la energía eléctrica. Las baterías se acabaran y en consecuencia nada funcionará.

¿Cuáles son las ventajas del diferencial rearmable en un comercio?

Uno de los mayores problemas que sufrirás es que los sistemas de control y de domótica dejaran de funcionar. Por lo que pueden poner en riesgo la integridad y seguridad de tu comercio.

Los ordenadores comenzarán a tirar de batería para seguir funcionando y cuando la batería se acabe, nada volverá a funcionar, lo cual puede llegar a presentar pérdidas importantes para tus intereses.

Si usas mercancía que necesita estar refrigerada, debes saber que esta mercancía está en riesgo de perderse. Y es que al no haber energía eléctrica, las cámaras frigoríficas dejarán de funcionar y en consecuencia todo será para tirar porque los productos se abran deteriorado.

Los sistemas de refrigeración también dejarán de funcionar. Si usas este sistema para conseguir que toda la informática funcione correctamente, entonces puede que la temperatura suba demasiado y en consecuencia se puedan producir daños informáticos importantes. Incluso estos daños pueden llegar a poner en serio problema el futuro de la empresa.

Los sistemas de seguridad dejaran de funcionar en cuanto se les acabe la batería. Es un riesgo que ningún negocio debería asumir.

Como has podido ver, los riesgos son elevados tanto a nivel particular como empresarial. Si no te la quieres jugar, puede ser una buena opción integrar un buen diferencial rearmable para conseguir que estos problema se puedan evitar. La verdad es que la inversión es más pequeña de lo que pensamos y los beneficios pueden llegar a ser muy elevados. No lo pienses e instálalo lo antes posible. Te puedo asegurar que no te arrepentirás.