• Cómo cambiar un enchufe

  • Cómo cambiar un enchufe

    Cambiar un enchufe es más fácil de lo que parece y lo podemos hacer nosotros mismos sin la ayuda de un profesional. Si quieres cambiarlo por uno nuevo, te invito a seguir los siguientes pasos. Pero antes tendrás que tener a mano el nuevo enchufe y un destornillador de electricista para poder trabajar con seguridad.

    Para comenzar, apagamos la luz y así podremos tener la seguridad de que no vamos a sufrir ningún tipo de descarga eléctrica, es decir, podremos trabajar sin accidentes.

    Ahora desmontamos el enchufe. Primero quitamos el embellecedor y luego la parte metálica que estará sujeta a la pared con unos tornillos. Cuando hayas sacado la caja metálica, verás que la misma está unida a unos cables, seré el momento de retirarlos con cuidado. Si luego no quieres tener dudas de como van los cables, te invito a hacer una foto con el móvil. Así luego sabrás como hacer la unión de una manera sencilla y sin complicaciones. Los cables deben ser desconectados con el destornillador especial de electricistas.

    Cuando tenemos hecho lo anterior, será el momento de poner el nuevo enchufe. Para comenzar, enchufa los cables de manera adecuada. Seguramente te venga muy bien la foto que hiciste anteriormente. Ahora introduce los cables y la caja metálica. Sujétala bien con los tornillos a la pared para que no se caiga al sacar en el futuro los enchufes. Cuando esté bien sujeta, pon el embellecedor y de nuevo asegúrate de que todo está bien sujeto.

    Ya solo te queda dar la luz de nuevo y probar que el enchufe manda la luz sin problemas. Si ves que no da luz, corta de nuevo la luz y examina los cables que has puesto para ver cual ha sido el error.

    Cómo conectar un enchufe a la pared

    En esta ocasión te vamos a mostrar como conectar un enchufe a la pared en unos sencillos pasos. Pero antes de nada, como siempre te recomiendo, tienes que apagar la luz general para evitar cualquier tipo de accidente.

    Para comenzar, retiramos el anterior enchufe, en caso de que el mismo estuviese puesto. Quitamos la caja metálica y lo separamos de los cables.

    Si no tienes enchufe en la pared hasta ese momento, tienes que estirar los cables hasta el lugar donde quieras crear el enchufe. Normalmente tendrás que tener 3 cables de diferentes colores, estos colores son negro, gris o marrón y amarillo y verde.

    Cuando tenemos los cables, será el momento de pelarlos. Pélalos como mucho 2 cm para evitar que quede demasiado cobre al aire y luego tengas que cortar. Además, si pelas demasiado corres el riesgo de que se produzcan falsos contactos.

    Una vez que tengas pelados los cables, será el momento de conectarlos a la caja metálica del enchufe. En este caso tendrás que conectar cada uno de los tres cables en el lugar adecuado. No olvides que si el enchufe no cuenta con toma de tierra, entonces solo tendrás que conectar un par de cables. Recuerda, N para el cable neutro, F para la fase y el otro para la fase de tierra.

    Ahora solo tienes que presentar el enchufe e introducirlo en la pared. Como puedes ver, es más fácil de lo que parece. Solo necesitas buenas herramientas y paciencia y los resultados serán profesionales.

    Como conectar un enchufe macho trifásico

    Para realizar esta sencilla tarea tendremos que tener a nuestra disposición un destornillador de electricista, un pelacables, y el enchufe macho que queramos instalar. Este puede ser de dos o tres patas.

    Para comenzar, tenemos que coger el enchufe y desatornillar el tornillo que nos vamos a encontrar en el enchufe. El objetivo es dividirlo en dos partes y poder acceder al interior del enchufe. A continuación quitamos el espaciador del cable y el prensacables. Dependiendo del enchufe, puede que alguna de las dos partes no las tenga. Guarda las piezas que has retirado para evitar perderlas.

    Ahora tenemos que calcular la longitud del cable que queremos poner en el enchufe y pelamos el extremo para poder realizar la conexión más tarde. No peles demasiado para evitar posibles falsos contactos.

    A continuación deslizamos ligeramente la guía plástica, siempre y cuando esta exista.

    Cogemos las patas del enchufe y con un destornillador aflojamos los pequeños tornillos que tiene cada una de las patas del enchufe. No los saques demasiado para evitar que se puedan perder. Ahora solo tienes que conectar el cable con la parte pelada. Solo tienes que meter el cobre por el hueco de cada pata y a continuación apretar bien los tornillos para que hagan conexión. Finalmente acomodamos las patas, ponemos las piezas del enchufe y cuando todo está bien colocado, pasamos a cerrar el enchufe con el tornillo. Si todo va bien, cerrará perfectamente y sobre todo mandará la luz sin problemas. Si no funciona, abre y vuelve a revisar todos los pasos.

    Cómo conectar un interruptor y un enchufe juntos

    Si lo que estás buscando es poder colocar un enchufe con un interruptor a la vez, deberás seguir los siguientes pasos para tener éxito en el trabajo.

     Lo primero que tenemos que hacer es retirar el enchufe de pared anterior y presentar el nuevo. Para ello quitamos la caja y posteriormente los cables. En ocasiones este tipo de enchufes son más grandes, por lo que tendrías que adaptar el agujero para cuadrar la caja en la pared.

    Una vez realizado el agujero, el siguiente paso será realizar las conexiones oportunas. Recuerda, hay tres cables. Con los cables de ante te será suficiente, aunque si notas que están un poco desgastados, puede ser una buena opción cortar un poco el cable y pelar una nueva fase de cable. Así las conexiones serán nuevas. Ahora coloca cada cable en su lugar.

    Conecta el cable marrón o negro en la entrada del interruptor. Se muestra con una señal en rojo o con una flecha. Luego conectamos un trozo de cable que irá de la fase el enchufe a la salida del interruptor. Este será el que permita que el enchufe pueda tener corriente o no. Ya solo tienes que colocar los otros dos cables y tendrás la instalación realizada.

    Ahora solo tienes que instalar en la pared, volver a dar la luz y comprobar que todo ha quedado perfecto. Si tienes cualquier problema, solo tienes que cortar la luz de nuevo para trabajar con seguridad y revisar que todos los cables han quedado bien instalados y que ninguno de ellos se ha soltado.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 648 63 10 12